beyond the video

Conducir: Cómo lidiar con el aspecto emocional

Aquí vemos el perfil de un conductor que nos ayuda a entender por qué otras personas con Alzheimer se niegan tanto a ceder las llaves del carro.



Resumen del video
Este video enfoca inicialmente a Russell, cuya licencia de conducir fue suspendida por razones médicas. Como señala su hija, aunque él ha sufrido una importante pérdida de memoria, nunca se le olvida que ya no puede manejar, e insiste que le devuelvan ese privilegio. A menudo acude al registro de licencias o a su médico de cabecera esperando volver a manejar. Sin embargo, cuando le dicen a Russell que debe tomar una prueba de conducir, se muestra confiado de poder aprobarla pero como cree que está mejorando y desea estar en óptimas condiciones, decide postergarla. Su médico aprueba su sabia decisión, reforzando así la decisión que ha tomado.

Lo que resta del video muestra otras familias que enfrentan el mismo problema. Los miembros de la familia tienden a acudir a sus médicos o al Departamento de Vehículos Motorizados para decidir si su ser querido es capaz o incapaz de seguir manejando. Hacen esto, porque como dice Kathleen, a los familiares no les conviene ser vistos como "enemigos". Los doctores tampoco están dispuestos a que los vean de esa manera en todo momento, tal como lo señalan los expertos. A veces los que realizan las pruebas viales permiten que los conductores ancianos pasen la prueba, aunque no les convenga hacerlo.

Los familiares a menudo usan artimañas para que su ser querido se dé por vencido y deje de manejar. Algunas incluyen:

  • Esconder la llaves
  • Descomponer el carro (con un garrote, u otra forma más sutil)
  • Esconder el carro (colocarlo en otro garaje)
  • Vender el carro (a veces les dicen que era demasiado difícil de arreglar)
  • Obtener una nota del médico para impedir que la persona conduzca por razón de sus medicamentos.

Como las personas con demencia siguen siendo individuos, lo que da resultado con una persona podría no dar resultado con otra.

Cómo aplicar este video a su situación particular
Como señala Debbie, la mujer de traje azul, a la mayoría de las familias se les dificulta encarar el asunto de impedir que su ser querido conduzca, en parte porque ven lo importante que es conducir para la autoestima de la persona, y en parte porque el hecho de que deje de manejar resulta en un nuevo cuadro de responsabilidades que deberá asumir. Debbie está resuelta a decirles a sus familiares que encaren este cambio particular lo antes posible, porque podría salvarle la vida a alguien.

Sin embargo, como casi siempre resulta en un nuevo cuadro de responsabilidades que deben asumir, es decir, no solo llevarlos a las citas médicas y al supermercado, sino a eventos sociales que les ayuden a no sentirse tan aislados, le recomendamos que busque toda la ayuda que pueda de familiares, vecinos y amigos. A menudo ésta es precisamente la clase de ayuda que estaban dispuestos a dar.

Beyond the Video

Al decirle a Russell que debe tomar una prueba de conducir, se muestra confiado de aprobarla, pero como cree que está mejorando y desea estar en óptimas condiciones, decide postergarla. Su médico aprueba su sabia decisión, reforzando así la decisión que ha tomado.