beyond the video

Conducir: Reconociendo los problemas que se avecinan

Un análisis que nos permite entender por qué las personas con Alzheimer no pueden conducir con seguridad.



Resumen del video
Este video señala siete aspectos importantes:

  • La demencia y el conducir son temas controvertidos y emotivos.
  • Las personas con demencia no siempre están conscientes de su condición.
  • Una forma de determinar si pueden manejar es que usted los acompañe como pasajero para ver si se siente cómodo cuando ellos manejan.
  • Algunas personas se auto limitan al conducir un automóvil.
  • Las personas con demencia podrían tener muchas deficiencias que son difíciles de notar a primera vista.
  • El asunto de conducir con demencia rara vez se resuelve rápidamente o con facilidad.
  • Afortunadamente, algunas personas con demencia aceptan con gracia su situación.
  1. Conducir con demencia es un tema controvertido y emotivo.
    Aunque las personas que presentamos como ejemplos son todos varones, la reacción de quienes se les ha prohibido conducir es devastadora en ambos géneros. La incidencia de personas que reconocen haberse convertido en un peligro para sí mismos y a los demás es muy infrecuente.
  2. Las personas con demencia no siempre están conscientes de su condición.
    Como lo señala el Dr. Weintraub, muchas personas con demencia no entienden su condición. Aun los que reconocen que no son tan lúcidos como antes, tienden a creer que les basta con solo ser cuidadosos.
  3. Una forma de saber si son capaces de manejar es que usted los acompañe como pasajero para ver si se siente cómodo cuando ellos manejan.
    Si evita montarse en el mismo carro que ellos conducen, es hora de evaluar por qué es así.
  4. Algunas personas se auto limitan al conducir un automóvil.
    Algunas personas se abstienen de manejar hasta cierto punto.
    • Sólo para hacer diligencias o ir al supermercado.
    • Tratan de conducir siempre cerca de la casa, a no más de 10 millas a la redonda.
    • Conducen solamente de día.
    • No conducen en las autopistas o en las interestatales.
  5. Las personas con demencia podrían tener muchas deficiencias difíciles de notar a primera vista.
    El Dr. Weintraub menciona algunas cosas que debemos tomar en cuenta para determinar si la persona puede seguir manejando con seguridad. La compañía de seguros Hartford, distribuye una lista de 28 señales de advertencia. (Oprima «Señales de advertencia para conductores ancianos». Estas son:
    1. Se sienten menos confiados al conducir
    2. Se sienten más agitados o molestos al conducir
    3. Usan un «copiloto» (un pasajero que les dice lo que deben hacer)*
    4. Al manejar se distraen fácilmente*
    5. Otros conductores a menudo pitan o les tocan la bocina*
    6. No usan correctamente las luces direccionales
    7. Se pierden en lugares conocidos*
    8. Accidentes de tránsito
    9. No se detienen al llegar a un pare o semáforo en rojo*
    10. Confunden el acelerador con el freno*
    11. Aparecen abolladuras o rayones en el automóvil, el buzón o el garaje*
    12. No se percatan de las actividades importantes que ocurren al margen de la carretera*
    13. No se percatan de las señales de tránsito*
    14. Conducen a velocidades inapropiadas*
    15. Paran o se detienen en el tráfico sin ninguna razón*
    16. No anticipan situaciones que podrían ser peligrosas*
    17. Carecen de sano juicio para evaluar la situación cuando doblan a la izquierda*
    18. Conato de accidente…se salvan por un pelo
    19. Reacción retardada a situaciones fortuitas o inesperadas*
    20. Cambian a un carril equivocado*
    21. Se les dificulta mantener su posición en el carril.
    22. Se confunden en las salidas.
    23. Les ponen multas por quebrantar las leyes de tránsito o las advertencias
    24. Se les dificulta virar o doblar el automóvil
    25. Se les dificulta voltearse para mirar cuando manejan en reversa
    26. Pisan el freno demasiado
    27. No se parquean correctamente
    28. Chocan contra los andenes o las banquetas de las calles
    Las señales de advertencia marcadas con un asterisco (*) ocurren muy a menudo en las personas con demencia.
  6. El asunto de conducir con demencia rara vez se resuelve rápidamente o con facilidad.
    Algunas personas se obsesionan con la idea de conducir durante meses y hasta años después de que se lo han prohibido. No aceptan el hecho de tener deficiencias y no se puede razonar con ellos porque esas deficiencias excluyen su capacidad de razonamiento. Para ellos el conducir es un asunto emotivo que puede ser mitigado, en parte, ayudándoles a llevar una vida activa.
  7. Afortunadamente, algunas personas con demencia aceptan con gracia su situación.
    Cómo aplicar el video a su propia situación
    El propósito de este video es enfatizar que la demencia se define como una enfermedad progresiva vinculada con el deterioro del cerebro, que afecta la capacidad de conducir de la persona. El problema suele diagnosticarse después de que el cerebro sufre un deterioro o daño significativo, sin embargo, la persona con demencia casi siempre es inconsciente de qué deficiencias específicas tiene, y tiende a pensar que todavía puede manejar con seguridad.

    Como cuidadores familiares a menudo queremos seguir creyendo que nuestro ser querido es lo «suficientemente cuidadoso o seguro» ya que casi nunca encontramos una solución fácil para ayudarle a la persona a que siga llevando una vida activa y que interactúe con la comunidad. Ese dilema lo abordamos más a fondo en la segunda parte.

 

Beyond the Video

El Dr. Weintraub señala que muchas personas con demencia no entienden su condición.